Post Format

El supermercado, espejo de la sociedad

logo_index.gifLa línea de cajas de Gadis del centro comercial Cuatro Caminos (A Coruña) es todo un show. No se demasiado sobre teoría de colas, pero me puedo imaginar varios algoritmos que nos lleven a una solución medianamente razonable, (primero que entra en cola, primero que sale). De eso a la realidad hay un mundo. Allí estaba yo, como elemento [5][3] del array, aproximadamente, rodeado de gente tan estresada como yo por tener que esperar siempre la misma cola. En un instante `t` escuchamos por megafonía “Señorita funanita, acuda a caja”. ¡La frase mágica! Allí nos encresturiamos y paramovemos, vigilando por dónde llegará fulatina y a que caja irá. Y cuando llega, la gente se lanza como locos a esa caja, a mi me adelantó una vieja señora mayor, con bastón en mano y corriendo como si la vida le fuera en ello, y liándose a codazos (no literales, pero casi) con otra con 20 años menos pero igual frustración. Y yo detrás de ellas, con el orgullo demasiado grande como para añadirme a la melé (palabra que la RAE incluyó ayer en su diccionario, además de otras palabras extrañas). Pues sí señores, así vivimos, luchando por sobrevivir en un mundo que nos es impuesto, sin pensar en qué es justo o mejor, sólo miramos para delante y nos peleamos por un poco de tiempo, para trabajar y ganar dinero en ese tiempo (negocio) o para gastar ese dinero (ocio). Viva el capitalismo, viva el supermercado!

El lector pensará que es algo normal lo que acabo de contar, no merece añadirse al basurero de datos que a veces es Internet. Y cierto es, esta vez venía frustrado. Y todo por el pollo, mi gran amigo. Paseándome por la sección de pollo en bandeja, me llamaron la atención unas pechugas (de pollo, entiéndase). Valoración personal: OK. Valoración posible de los comensales del piso: OK. Valoración de precio: OK. Valoración de caducidad: OK (17-1-2004). La última también me llevó a mirar la información adicional en la etiqueta, fecha de envasado: (13-1-2004). Vaya, ¡si hoy es día 12! ¡Gadis se adelanta a nuestro tiempo, está envasado mañana! Lógicamente, esto no iba a quedar así, moriré matando, así que al llegar econtre lo más parecido a un servicio de atención al ciente de gadis en Internet, esto, formulario jsp (algo es algo) que rellené como sigue:

Hola, soy cliente habitual de Gadis, y me gustaría saber si su política de envasar algunos productos con fecha del día siguiente es propia de la cadena de supermercados o específica de su centro de Cuatro Caminos (A Coruña). No es la primera vez que lo veo, y hoy en concreto (12-1-2004) he encontrado unas pechugas de pollo envasadas con fecha (13-1-2004). Ésto me plantea ciertas dudas éticas y legales, y dudas sanitarias, ya que supongo que la fecha de caducidad también será errónea.

2 comments

  1. Pingback: La decadencia de los planes - el agujero de gusano

Leave a Reply

Required fields are marked *.