Post Format

Tiempos Extraños

Un compañero de facultad me llama friki. Vale, es normal. Pero me refiero a que afirma que absolutamente todo lo que hago es “friki”. A mi ya no me gusta ese término, está demasiado desgastado.

La cuestión es que meriendo chocolatinas con bitter-kas (de una marca alternativa adecuada a mi economía de estudiante, por supuesto). Escucho Un pingüino en mi ascensor y Chico y chica (Lovely Techno Pop para adolescentes), mi nombre en el maldito es “Program recieved SIGSEGV, Segmentation fault”, he pasado la tarde jugando al Stepmania, cocinando comida vegetariana y hablando de diversos temas físico-matemático-filosóficos con mis amigos. Ahora, antes de acostarme, leo el interesante artítulo Planning for a Solaris 10 Installation From CD or DVD Media (vaya, no voy a grabar 5 cd´s, será mejor hacerlo por red), a la vez que compruebo si existe algún club de fans de “Chico y chica”, ya que si no existe me prometí a mi mismo crear uno (aunque no me gusten, pero me hacen gracia, y pretendo formar un grupo llamado Cuchara y Cuchillo).

Mientras, a pocos metros de mi, obesas señoras sin aparentes actividades intelecto-económicas compran a sus hijos “albónigas”, y les permiten los caprichos que la cadena de supermercado ha decidido poner en la cabezera de la caja para provocar la compra inducida por la desagradable situación creada por el niño exigiendo a su madre los tres bombones a precio desorbitado, ante la desesperada mirada de la cajera y otros clientes (véase yo). Visto lo visto, me quedo como estoy, que me llamen lo que sea.

Muy buena historia, me he ganado mi(s) café(s) de mañana por la mañana en la facultad de derecho. Dios bendiga los créditos de libre configuración.

Leave a Reply

Required fields are marked *.