Post Format

Match Point

Interesante película de Woody Allen, que habla de la suerte, y cómo el factor más pequeño puede ser decisivo y te puede cambiar la vida. Que la pelota pase o no pase la red marcará tu vida. Así estoy yo, al igual que estaba hace poco menos de un año, pero en vez de esperar una nota espero otra resolución, esta vez laboral.

Mi problema es que no creo en la suerte. Admito la existencia de factores no deterministas, pero la vida no se puede ver como una pelota que toca la red. Aunque fuera así, sería desesperante pensarlo, así que mejor seguir con mi modelo clásico. Como decían en cierta película friki, Donde unos ven casualidad yo veo causalidad.

Lo peor es este estado de tierra de nadie, que deseo se acabe cuanto antes, ya sea bien o mal. Qué borde es la ansiedad, que pérfidas las musas que nimban a cualquier pelanas con su foco, que cobran alquiler,
con tangas y a lo loco
.

Aún se me ocurren más canciones o frases, encerrado en la celda de aislamiento espero el veredicto del juez, sólo en el último momento me di cuenta de que había hecho una estupidez (no hubo estupidez esta vez, ni nunca, pero no vamos a dejar que eso le quite mérito a la canción).

¿Cual es el truco para estos días de espera? Bien, lo primero va a ser desconectar el cerebro, que en eso ya tenemos práctica. Lo segundo, planear objetivos positivos en caso de que la respuesta sea negativa. Es decir, ¿y dónde estaré el lunes si no estoy donde quiero estar? Como aprendí ultimamente, lo que no te mata te hará más fuerte. Ok, todo arreglado.

Como siempre, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Leave a Reply

Required fields are marked *.