Post Format

La casa azul (y vídeos)

Este lo descubrimos por casualidad el otro día, no puede ser mas groovy y más happy y demás adjetivos que acaben en ‘y’. La casa azul no son cinco tarados que se quedaron tontos con los porros y el grupo parchís, es un maligno proyecto que me enamoró todavía más al conocer su origen:


¿Por qué no puede haber unas Spice Girls del mundo indie? Un grupo ficticio, como los Archies, pero de carne y hueso diseñados expresamente por un productor, compositor e intérprete como Guille Milkyway.

Podéis leer la historia de La Casa Azul en la entrevista a Guille Milkyway en la MTV

La cuestión es que La Casa Azul es una especie de droga mágica que te induce a un estado de tranquilidad y felicidad sin tener que pasar por la farmacia con receta ni llamar a tu amigo de coleta y chupa militar.

Es ese tipo de música que te hace reírte en medio de un hospital en pleno agosto, además de servir para desconectar de la señora orgullosa de sus dos hijas modelo de comportamiento y que sobre todo desea que cualquier persona le diga cualquier cosa que ella conseguirá relacionar con la historia de su hijo adpotado para contarla de nuevo para sorpresa de su interlocutor e indignación de los que ya habíamos escuchado la historia varias veces (vieja, me acuerdo de tí, no escaparás).

La Casa Azul es al amor lo que Un Pingüino en mi ascensor es a la vida: las cosas no van bien, pero mientras se puedan cantar de forma cutre y alegre merece la pena seguir adelante. Además es un efecto curioso, hasta que leí que todas eran historias tristes no me había dado cuenta.

Y por supuesto no os podéis perder Superguay, el vídeo con el que conocí al grupo y que sería la cabecera de este post si no funcionara mal al ponerlo directamente por algún extraño motivo y yo no quisiera acostarme pronto para hacer algo en el MundoReal™.

7 comments

  1. Aunque parezca imposible… tengo un par de chicles Cosmo… de los 80, incomestibles (evidentemente), pero los tengo :) Los otros que compré se los mandé a un blogger al que también le gusta La Casa Azul. Yo he tenido y tengo épocas MUY MUY “casaazuleras” y es inevitable beber Tang de naranja :P

  2. :razz: ¿Aún quedan chicles cosmos?. ¡Con su estética Sputnik de la URSS!... wawww!

    No conocía a estos de la casa azul pero ya estás tardando en poner enlace a la temporada entera ¿no? :roll:

  3. No sé si en aquel quiosco que los compré hace un par de años, aún tendrán. Lo que me sorprendió fue que me los vendieran como si tal cosa. Lo normal es que avisara que son los de aquella época y que realmente NO se pueden comer, estan duríiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiisimos, jaja. Eso sí, me los vendío a 5cts. como si fuera cualquier otro. Me gusta abrir el cajón y verlos ahí, son tantos recuerdos…

  4. |||BEL||| tienes que volver por allí a ver si les quedan! O al menos hacerle un par de fotos a los que tienes, estaría genial hasta para la cabecera del blog :mrgreen:

    Si le puedes hacer fotos avisa :wink:

Leave a Reply

Required fields are marked *.