Post Format

El fin de una etapa en Weblogs SL

Los trabajadores más cualificados del primer mundo cambia siete veces de sector a lo largo de su vida laboral.
Manuel Castells.

Escuché esa frase en una conferencia de Castells hace unos años, y me ha hecho reflexionar mucho. No se trata de cambiar de empresa, sino de sector. Es la versión darwiniana de la carrera laboral: no sobrevive el más fuerte ni el más inteligente, sino el que mejor se adapta a los cambios. Frase que, por otra parte, explica perfectamente por qué tenemos cuatro millones de parados.

Hoy con mucha tristeza toca anunciar el fin de una etapa trabajando en Weblogs SL, empresa a la que llevo vinculado desde 2005. Cinco años y medio de internet que, como sabéis, equivalen casi a los años-perro, deben multiplicarse para obtener el valor real.

Ha sido una decisión muy dura, aunque estoy convencido de que no me arrepentiré aunque no lo consiga. Siempre he tenido mucho más miedo a no atreverme que a intentarlo y no conseguirlo. Mejor un error divertido que un acierto aburrido. Y si hay que intentarlo y equivocarse, 2011 me parece un gran año para hacerlo.

Gracias por esta etapa

Quienes me conocen saben que la memoria no es mi punto fuerte, así que disculpas adelantadas si me olvido de alguien. Si algo tiene en común toda la plantilla de Weblogs SL, desde el director hasta el editor que acaba de entrar, es compartir la pasión por lo que están haciendo. Y eso se nota.

Empiezo por Antonio Ortiz, mi jefe durante estos años y con el que habré intercambiado miles de mails, y de cada uno se podía aprender algo. Si no es el mayor gurú de internet en España es por humildad, cualidad reñida con el guruísmo. Junto a él Julio Alonso, otra de esas personas que te aporta valor en cada frase y en cada opinión.

Continúo por todo el equipo actual y pasado de Motorpasión, por esos años de alegrías y orgullo. Siempre recordaré el momento de la prueba de un coche, cuando un chico me abrió la puerta y me dijo “hola Daniel, todo tuyo”. No era de prensa, era un “azafato” de la organización, al que nunca había visto. Ahí me di cuenta que detrás de las cifras de tráfico hay un montón de gente que nos sigue y que incluso nos reconoce al vernos.

En el equipo editorial, dos personas que ya no están pero con las que sigo teniendo contacto: Esteban y Roberto. Mis compañeros de teletrabajo durante mucho tiempo. También Jesús, Martín y María (María, sólo hemos compartido un día de trabajo y aún así me ha dado tiempo a aprender un montón de ti).

En el equipo técnico, echaré de menos a Guillem, con el que hacía intercambio de favores a diario. “Yo te soluciono ese problema pero a cambio tú me solucionas este bug hoy, ¿vale?”. También Alfonso, el Digital nomad, Klaas. Y cómo no al equipo de diseño, con una forma de trabajar tan buena y eficiente que nos dejaban en evidencia al resto.

Terminando en la oficina no me puedo olvidar de las chicas que pagan, sería un error: Beatriz y Malena. Y por supuesto del equipo de Social Media SL capitaneado por Olga, que son el rayo de luz en una empresa que, diga lo que diga yo aquí, ¡al fin y al cabo somos todos un poco frikis-coñazo comparado con ellas!

Y termino por lo más importante: el equipo de casi 300 editores que he tenido la oportunidad de gestionar durante estos últimos años, con todo el quebradero de cabeza que esto supone, pero también con la satisfacción de conocer a perfiles tan diversos y tan interesantes.

Muchos serán los afortunados que me pierdan de vista, pero para aquellos que no lo deseen, pueden seguirme en mi twitter o agregarme a Facebook.

¿Y ahora qué?

¿Qué voy a hacer ahora? Eso lo reservo para otro día. Pero ya adelanto que ni me voy a otro sitio ni es una fiebre del oro digital en la búsqueda del TNBT (The Next Big Thing). De momento toca una etapa más relajada de reflexión sobre cuáles son las oportunidades más interesantes que ofrecerá la tecnología en los próximos años. Si alguien me quiere contar su idea, aquí estaremos.

24 comments

  1. Como los tweets se los lleva el viento, te lo dejo por aquí: mucha suerte, mucha mucha suerte, aunque no la necesites :-) te echaremos de menos!

  2. Gracias a ti, nos vemos de nuevo dentro de dos o tres sectores ;)

  3. Suerte, y mucha satisfacción en tu nuevo camino.
    Y en los siguientes.
    Un saludiño

  4. Cuenta con nosotros para lo que quieras, y disfruta de esa etapa de reflexión. (Pero vuelve de ella con buenas ideas) ;)

  5. Algún día contaremos que Daniel Seijo “empezó con nosotros”, gracias por estos años y por las cosas que volveremos a hacer juntos en el futuro

  6. Me gustaría compartir contigo una frase:

    “El cambio es lo que ocurre cuando el dolor de permanecer igual es mayor que el dolor que produce cambiar.”

    A disfrutar de tu cambio.

    Un abrazo.

  7. Un fuerte abrazo y suerte para este 2011 en tu nueva etapa. Ha sido un placer compartir contigo todo este tiempo.

    No seguimos en la nube.

  8. Ya hace años que no tenemos contacto (más si los contamos como años perros) pero siempre ha sido un placer “hablar” contigo. ¡Mucha suerte!

  9. Javi Vicente

    04/03/2011 @ 17:23

    Dani, cuando una persona es querida (y veo que así es tanto personalmente como profesionalmente) se la echa de menos y aunque habremos coincidido escasos días como compañeros de trabajo en la misma empresa, te voy a echar de menos por aquellas presentaciones/pruebas del motor que hemos coincidido.

    Sin más, la mejor de la suerte y para lo que necesites, ya sabes donde estamos.

    PD: No hay tiempo de arrepentirse, sino de cambiar el rumbo.

  10. Pingback: El fin de una etapa en Weblogs SL | SICOLOGIA

  11. Pingback: El fin de una etapa en Weblogs SL | motumbo25

Leave a Reply

Required fields are marked *.