Post Format

Las “narices rojas” en Twitter

Dicen que no eres famoso hasta que no te parodian. La Petite Claudine consiguió una parodia de su blog, algo que requiere más dedicación que una parodia en Twitter. Anonimato, facilidad y rápida difusión son las claves. Eso, y que hay usuarios de twitters muy parodiables. Porque para que te parodien tienes que ser “famoso” y además “mediático” (léase carismático, creador de opinión o al menos controversia). Yo ni una cosa ni la otra, por eso no tengo clon. Ni tampoco soy el autor de ningún clon, por cierto.

Los dejo por orden alfabético para que nadie se sienta ofendido. Por cierto, ¿se sienten los “clonados” ofendidos? La verdad es que hay algunos con muy mala leche.

Luego está Daniel López, pero él es el de verdad a pesar de tener la nariz roja. Una buena táctica para que no le hagan un clon malvado. Y muchos otros que se me habrán escapado.

Dicen que twitter es la máquina del café en la oficina global de Internet, cosa con la que estoy totalmente de acuerdo. Pero hay que añadir en que se ha convertido también en la puerta del baño donde dejar las dedicatorias.

Por cierto, que si a alguien no le gusta su clon y cree que ponerlo aquí es darle publicidad que no se merece, que me avise y lo retiro (comentarios o mail a dani-aiz-es).